Osteopatía

Disciplina terapéutica enfocada a armonizar el correcto movimiento y funcionalidad del organismo a partir de un enfoque global. De esta manera, se basa en buscar el porqué del problema y no se centra exclusivamente en tratar la zona dolorida o molesta.

Trabaja con las manos y aplica conocimientos de anatomía y fisiología, con el fin de potenciar la capacidad de que dispone el cuerpo para mejorar por él mismo.

Se basa en los principios que formuló su precursor, el Dr Andrew Taylor Still (1828-1917), el cual, a partir de la observación de sus pacientes y de la aplicación de sus profundos conocimientos en anatomía y biomecánica, postuló que la salud y el correcto funcionamiento del organismo depende de la integridad estructural global del cuerpo. Still dibujó el cuerpo humano como una unidad funcional indivisible en que la estructura (sistema muscular-esquelético, órganos y vísceras) y la función del organismo están íntimamente relacionadas y van a depender una de otra.

¿A quién va dirigida?

Los osteópatas reciben pacientes de todas las edades. Desde recién nacidos a personas de avanzada edad con malestares de distintas índoles.

La mujer embarazada y su recuperación post-parto.

Los deportistas o artistas (músicos, bailarines) dentro de su disciplina.

Somos especialistas en dolores irradiados; ciática, cérvico-braquialgias, también lumbalgias y cervicalgias o dolores de cabeza.

Beneficios

Mejora la movilidad general

Mejora el equilibrio

Mejora la elasticidad

Mejora la coordinación

Mejora las funciones orgánicas

Verifica preventivamente posibles trastornos a largo plazo

Estimula los mecanismos de salud y defensa natural

Armoniza el tono muscular

Armoniza el sistema nervioso

Brinda sensación de relajación e integridad

Primera visita

La primera visita tiene una duración aproximada de poco más de una hora.

En primer lugar, se realiza una historia clínica del paciente para tener una idea general de la salud global del mismo y de esta manera poder realizar un diagnóstico diferencial. Entonces es importante saber sobre: historial médico, antecedentes familiares, hábitos de vida, situaciones de estrés emocional. En caso preciso, será importante aportar pruebas diagnósticas complementarias (RX, RMN, TAC…).

A continuación, se hace una exploración física donde, a partir de la observación, la palpación, test específico de movilidad, test de seguridad, examen visceral i cráneo- sacral, etc., llegamos a establecer un diagnóstico. Es así como entendemos la osteopatía, como una ciencia holística. Por tanto, aunque los síntomas se encuentren a un nivel muy localizado, la exploración se hace a todos los niveles ya que la zona a tratar no acostumbra a ser la que molesta o hace daño.

Con el diagnóstico, procederemos a hacer un Plan de Tratamiento, que será específico para cada paciente y estará dirigido a dinamizar las estructuras bloqueadas o con poca movilidad.